diciembre 8, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

Los Estados en El Salvador, campaña electoral y perspectivas. PARTE III

Los Estados en El Salvador, campaña electoral y perspectivas.

PARTE III

Han pasado pocos días del nuevo año y aparentemente el espectro político se está moviendo; ya decíamos en la segunda entrega de estos análisis de coyuntura, que las votaciones se roban el » show » , eso indicaría que el país concentra sus energías en la masiva propaganda, sin embargo, las manecillas de la economía siguen funcionando, para los medios de información y desinformación, las campañas electorales son los mejores momentos para obtener más ganancias, pero también, los  medios televisivos, radiales, periódicos y el universo digital crecen en relación con muchas especulaciones, hay periódicos digitales que sobreviven tomando como base  noticias infladas de carácter escandalísticos para atrapar la atención del publico.

Pero el fenómeno más grande son los » trolles «, verdaderas escuadras de personas atrincheradas en algún » bunker» creando y viralizando memes y noticias falsas, esa es la nueva industria, peligrosa para la gente que busca la verdad, palabra cada vez más difícil de asimilar.

Pero bien, luego de esa introducción no planificada, pasemos al planteamiento de  otros aspectos sobre las perspectivas que poseen los partidos llamados políticos, sus candidatos y lo que pretende la gente de estas largas jornadas de  logística y defensa de los votos, todos los partidos electorales hablan de defender los votos, sus votos.

Para los partidos electorales, todos, los eventos en los cuales se desarrollan las votaciones son una ocasión perfecta para invertir sus capitales, va mucho más allá del hecho que recibirán la deuda política, ciertamente es un dinero que sale del Estado general ( el voto tiene un valor económico ), para los partidos chicos es de vital importancia para recuperar sus inversiones, para los partidos grandes, su juego es ganar las votaciones para recuperar sus inversiones y obtener ganancias gigantescas, en el peor de los casos, lograr hacer acuerdos comerciales con el ganador.

Según el TSE, más de 5.2 millones de salvadoreñas  y salvadoreños están aptos para visitar las urnas, de esa cifra, se estima que 1.5 millones de votantes aún no sabe por quien inclinarse, no les podríamos llamar electores porque los partidos mal llamados políticos no realizaron verdaderas elecciones internas, todo fue un simulacro bien orquestado y en mejor de los casos, los afiliados a esos llamados institutos políticos representan una minoría de la población, por lo tanto, a la gente solo le toda votar sin elegir.

Se supone que los tanques de pensamientos de las derechas, mejor dicho, los mensajeros de las élites dominantes ya están planteando una virtual segunda vuelta, se escucha por acá, por allá y por acullá, que los votos del Fmln están regresando su casa y que Arena está manteniendo su voto duro, se dicen muchas cosas, que la ausencia de Bukele en los debates le debilita porque su ejército seguidores quisieran ver a su general que lance el cuero al agua, que se enfrente con los otros candidatos, que demuestre su capacidad una vez más, los miles de seguidores de Bukele lo necesitan ver como todo un gladiador que pelea incluso en terrenos que no son suyos.

Sin embargo, los analistas que simpatizan con Bukele le siguen aconsejando que no asista a los debates porque son emboscadas; por otro lado, es posible que Bukele y su círculo cerrado creen que la victoria está segura, que sus doscientas mil personas llamadas a defender el voto son la garantía, que la gente va a votar por él porque no quieren más de Arena ni del Fmln, que la gente esta harta, que él es la válvula de escape, y muchas cosas más.

Sin embargo, la maquinaria ideológica de la super-estructura dominante ya están enviando señales que habrá segunda vuelta, expresando una serie de variables, pero es de ponerle atención a eso, salirse del fanatismo y euforia electoral y  no subestimar la oligarquía salvadoreña.

En el terreno de la teoría se evalúa un posible fraude sofisticado o rústico, en ese escenario que solo existe como posibilidad y último recurso de las derechas en Arena y el Fmln, vemos como defensores de este proceso a las veteranas y veteranos de guerra del Fmln histórico y de la Fuerzas Armadas, son los que podrían ser llamados una vez más a poner el pecho por el país, desde luego que se sumarían miles de personas más, pero la vanguardia serían estos sectores cada vez más marginados por sus ex-partidos.

En ese hipotético escenario, todos los oportunistas de los partidos electorales que ya se repartieron el poder antes de ganar, quedaran decepcionados, un cáncer en los partidos políticos, del cual, Nuevas Ideas no esta fuera, el oportunismo, gente que ya se consideran cónsules o ministros, que hacen trabajo electoral por un hueso claramente visible, ellos, no entrarán en la nueva historia, y la gente ya los está identificando.

Muy bien, luego de dejar esas reflexiones fuera de lo común, pasemos a las perspectivas de la gente; a todas luces resulta evidente que el modelo neoliberal que impera en el país destrozó EL Salvador, para los grandes empresarios e inversionistas, ese modelo les ha proporcionado grandes ganancias, para ellos la economía no está en crisis, eso lo sabemos, pero para la gente que gana el sueldo mínimo, para las clases medias cada vez más tiradas a la marginación, para la juventud que migra, para las masas de desempleados, para los pensionistas, las madres solteras, etc. para la mayoría de la población, ese modelo está destruyendo sus vidas y la vida del medioambiente.

Si de verdad los candidatos quisieran cambiar el país, tendrían que irnos explicando como piensan hacer para iniciar el desmontaje del neoliberalismo, porque nada se hace improvisado, y no vale la excusa que no dicen sus planes para que no sean robadas las ideas, eso ya no tiene sentido, la población necesita saber lo que está en la cabeza de los candidatos, porque si la idea es crear más infraestructura sin desarrollo articulado, caeríamos en los mismos errores de los gobiernos anteriores, más prestamos, más deuda, más asistencialismo, más prestamos, más deuda… No les parece un círculo vicioso ?

La base esencial es el modelo, si no se toma el toro por los cuernos, difícilmente El Salvador va triunfar, para ponerlo más claro, mientras exista el neoliberalismo, no habrá candidato ni gobierno capaz de ayudar a guiar el país fuera del túnel.

La primer palanca es la política monetaria, nuestro país al no tener moneda propia, carece de planificación en ese rubro, pero es claro que los candidatos sostienen que es más cara la » desdolarización» que el dolar mismo, por lo tanto, todo seguirá igual, como partida nos parece un error de visión a mediano y largo plazo.

EL capitalismo se prepara para otra recesión global que podría iniciar este nuevo año, el capitalismo financiero se impone contra el capitalismo industrial, los grandes jugadores en la bolsa de valores se preparan para hacer quebrar varios sectores de la economía real para crear una crisis y buscar el reacomodo del sistema capitalista global.

Que podría hacer El Salvado ante esa crisis provocada que se avecina amenazante ? esto no es propaganda electoral, más bien es una provocación racional, si estamos viviendo una revolución en la forma de pensar, si Nuevas Ideas es parte de los nuevos fenómenos globales de rechazo los grupos de poderes tradicionales, también tendría que surgir una nueva revolución de propuesta económica, no solo de rechazo, es decir, ordenar filosóficamente la subversión social, canalizarla de manera lógica y pensar en un salto de calidad en la forma de pensar, no quedarnos con la idea que la ciudadanía salvadoreña va a castigar a los partidos tradicionales, la mente tendría que ir mucho más allá de eso, la gente tendría que pensar en cambiar sus vidas a partir de la toma de decisiones coherentes en materia económica, consumir más los nuestro y crear otra moneda para comercializar, hoy la tecnología informática nos puede ayudar de forma moderna para usar una moderna virtual y salvadoreña.

Como todos los candidatos, incluso Bukele, no quieren cambiar el dolar, por los motivos que sean, pero sabemos que sin moneda El Salvador no tiene futuro cierto, en ese caso, podría surgir una criptomoneda salvadoreña y usarla en la red del comercio, inversión, pagos y compras; esas monedas virtuales son tan reales que los dolares o euros, y serán en los próximos años, uno de los caballos de batalla del capitalismo financiero, nacerán criptomonedas más solidas y se impondrán en los mercados mundiales, es hora de pensar como triunfadores y crear otra forma de ver la economía, otro modelo de desarrollo económico-social y otra moneda, el dolar  irá perdiendo su uso como moneda del imperio, es hora de ver muchos más allá de las votaciones y soñar en un país creado por salvadoreñas  y salvadoreños fuera y dentro del territorio.

Ariesguémonos en ser  diferentes y romper los esquemas, otro El Salvador es posible.