septiembre 29, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

Los Estados en El Salvador, campaña electoral y perspectivas. PARTE II

Imágen tomada de internet ( El diario de hoy )

Imágen tomada de internet ( El diario de hoy )

Los Estados en El Salvador, campaña electoral y perspectivas.

PARTE II

 

Estamos sobre el filo del fin de 2018 y el inicio de 2019; en El Salvador se vive una efervescente campaña electoral, no cabe la menor duda que las votaciones del 3 de febrero marcarán el paso político a seguir, pero también las votaciones legislativas y municipales de 2024.

Resulta curioso ver que gran parte de la población consideren que todo se define en las votaciones, y lo peor del caso, millones de personas suponen que la democracia descansa en las votaciones y elecciones; cosa que considero que es relativamente verdad, el caso es que esos procesos de votaciones son una partícula de la democracia.

Un país es democrático cuando la sociedad satisface sus necesidades, por lo menos básicas,  cuando la Constitución política de la República se cumple, cuando el modelo de desarrollo económico y social lleva bienestar a las mayorías, y otras características; pero en estos meses leí una frase de un amigo en una conversación por WhatsApp, » los cambios los hacen el pueblo y no el gobierno «.

Sabia reflexión, toda la gente estamos convencidos de que el gobierno va a resolver los problemas o el inicio de los problemas profundos que agobian el país, sin embargo, el gobierno es un conjunto de administradores temporales y permanentes, los temporales se someten a las votaciones y los permanentes son los tecnócratas, asesores, contables, etc, fosilizados en los aparatos del gobierno.

Los llamados partidos políticos por medio de sus candidatos o los candidatos sin contar con el partido al que pertenecen, crean sus planes de gobiernos para cinco años, son bonitos  y llenos de adornos, motivan y son convincentes; pero inaplicables…

Quienes gobiernan en los gobiernos ? los funcionarios, tecnócratas, financistas de las campañas electorales, los carteles de la droga, el neoliberalismo o el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial o red de bancos continentales ?

Nos encontramos inmersos en una emotiva campaña electoral, un enfrentamiento entre derechas, todas, sabemos que a nivel de marketing se omite decir esto, la frase que va de moda en todo el mundo es decir que » no hay izquierda, no hay derecha «, tema del que no me ocupo en este editorial, pero que en la practica vemos que las personas que dicen no ser parte de esas marcas, han sido tragados por el neoliberalismo en los momentos de gobernar, tenemos los ejemplos más reales ( Francia e Italia ), cierto es, que los términos izquierdas y derechas tenemos que estudiarlos a fondo, todo a su memento.

Lo evidente  es que las ultraderechas y extrema derecha en Arena se han quedado sin teoría política, son parte de los impulsores del nefasto neoliberalismo, vendieron gran parte de los bienes del Estado general ( el  Estado que somete al pueblo ), pero las retóricas que observamos de las  mentes más avanzadas de Arena no dicen nada nuevo, incluso el joven rebelde de Arena que fue precandidato presidencial, profundo admirador del » nacionalismo y republicanismo «, palabras que tendremos que estudiar a la luz de la filosofía contemporánea, también eso a su memento.

Las otras derechas dueñas de Gana, Pcn y Pdc se encuentran en crisis teórica, viven de votaciones en votaciones, valen según los curules que ganan, según los concejos municipales que gobiernan, pero no tienen un proyecto real de país, son parte del juego de esa democracia que le conviene a las élites.

El otro partido de derechas es el fmln, aclarando de entrada, que al interior de ese partido electoral hay gente que posee buenas intenciones, pero no basta en tener buenas intenciones si no hay coherencia entre lo que se dice y lo que se hace; de tal suerte, que el fmln es parte del gran juego en la repartición del botín del Estado general.

En la actual campaña electoral, todos se sienten ganadores, en cierto modo es verdad, todos  obtendrán la deuda política, y todo esta siendo tejido de tal manera que gane quien gane, no existan cambios, mucho menos transformaciones, sin embargo, es muy claro que si pierden electoralmente Arena y el Fmln, se rompería, por primera vez, el oligopolio del bipartidismo, de esa repartición del poder y del goce de la complicidad.

De ganar Bukele la presidencia iniciaría un nuevo ciclo, ciertamente con el nuevo fiscal muchas investigaciones en contra de gente de Arena y del fmln quedaran en el olvido,  y Bukele va gestionar y administrar el presupuesto que se aprobó de forma exprés en la Asamblea legislativa el 21 de diciembre, que consiste en  6.713,2 millones de dólares y autorizó al Ejecutivo la emisión de títulos valores por 1.297 millones para pagar vencimiento de deuda y cubrir gastos extraordinarios del presupuesto,  para cerrar el proyecto  del fmln llamado » Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019″.

En este punto quiero llamar a la observación al lector o lectora, el día 28 de diciembre ( siempre de este año ), sale en todos los titulares de los rotativos y en el mass media digital, la noticia que El Salvador sube su calificación de riesgo ante la rápida aprobación del presupuesto general de la nación,  nuestro país se encontraba con una nota de  “CCC + / C”, pero   «“Standard and Poors” elevó las calificaciones de El Salvador a “B- / B”, esa fue música para los oídos de los inversionistas, para Arena y el Fmln.

En lo personal, me quedé preocupado, significa que el techo de endeudamiento crece, el FMI, el Banco Mundial y Bancos del continente Americano quieren seguir hundiendo al país con sus prestamos impagables, es un circulo vicioso del cual no se escucha decir nada en esta algarabía electoral.

Y para colmo, casi por unanimidad, los partidos electorales, todos, quieren hacer concesiones a China, prestarle nuestro territorio y zonas marítimas para que hagan sus negocios, partiendo de la vieja idea que China traerá desarrollo a El Salvador, sin investigar lo que está sucediendo en los países donde esa potencia ha llegado, en practica, nuestro pequeño territorio estará entrampado entre el imperio decadente de USA y el nuevo imperio Chino-Ruso, con una economía neoliberal, educación neoliberal y partidos electorales, todos, neoliberales.

Ya se van creando una idea de quienes gobiernan El Salvador, llegue quien llegue, y la frase de mi amigo, » los cambios los hacen el pueblo y no el gobierno «, es la más verdadera que he escuchado en el 2018, la clave para iniciar a pensar en El Salvador con un solo Estado, mi confianza radica en la gente organizada y no en los gobiernos; que se puede romper el oligopolio electoral Arena-Fmln, si, es verdad, pero eso no va significar el cambio, solo el inicio de otro inicio.

El próxima entrega haremos una propuesta de tipo política-monetaria.

Continuará…