octubre 4, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

Por qué el gobierno en El Salvador genera expectativas ?

Por qué el gobierno en El Salvador genera expectativas ?

CICIES

CRISIS DEL FMLN

CRISIS DE ARENA

CRISIS DEL MODELO SALVADOREÑO

Se necesita tener una cabeza fresca para intentar entender el proceso que está viviendo El Salvador, por eso la portada lleva el diseño del país, porque se trata de la nación, del territorio, de la gente y de la población.

Hay temas que están levantando revuelo; el caso de la CICIES es uno de los temas que rebota en la cabeza de mucha gente, y se comete el error de comparar ese instrumento con el de Honduras y el de Guatemala, pero podríamos decir que a lo que el nuevo gobierno le llama CICIES, es una versión a la medida de las condiciones de las estructuras del país y un instrumento en la altura de la visión del gobierno que encabeza Bukele.

En los próximos días, en todos los medios de comunicación tendremos esa noticia con más elementos; lo que intento comprender de ese asunto, es la nueva ventana que se abre en El Salvador para ir poniendo en contexto un tema tan sentido y profundo como la corrupción, eso explica porque la CICIES salvadoreña que tiene en mente el presidente no pasará por la Asamblea legislativa, porque resulta ilógico que los partidos electorales que han gobernado y co-gobernado aprueben la CICIES que les va a investigar, a pesar que ARENA  está diciendo que estarían dispuestos a votar por ese instrumento, a lo mejor, para ponerle condiciones y trabas burocráticas.

En El Salvador, la corrupción en el sector público y privado es algo terrible, y se remonta desde siempre, es posible que a nivel jurídico muchos delitos ligados a la corrupción han prescrito, pero sería necesario, por cuestión de transparencia y por el derecho a saber la verdad, que se ventilen los casos de corrupción desde los gobiernos del PCN.

En resumen, lo que logro entender es que la CICIES al estilo salvadoreño tendrá algunas fases, en la primera, el gobierno anunciará su nacimiento con funciones limitadas, una iniciativa no punitiva, más bien, un espacio para investigar, recopilar toda la información y recomendar o llevar las denuncias a las instituciones encargadas de aplicar la » justicia», porque en los casos de corrupción el Estado salvadoreño se presenta como victima, y la intensión sería ventilar la verdad y recuperar el dinero robado.

La segunda fase tiene que ver con los cálculos políticos electorales que el grupo cercano a Bukele están planificando, es decir, la alianza GANA/NUEVAS IDEAS podrían tener la mayoría calificada en la Asamblea legislativa en el 2021, y en ese memento, llevar la CICIES para que tenga más poder de ejecución y reconocimiento sólido a nivel internacional; resulta que combatir la corrupción y llegar al dinero robado, no basta con tener control del sistema financiero nacional, porque los funcionarios y empresarios que se han lucrado de los recursos del Estado, han desplazado las fortunas en los circuitos internacionales y en los paraísos fiscales, en ese sentido, las pistas se ahogan en tramites engorrosos y chocan con la corrupción de otros países y encubrimiento por otros sistemas financieros.

Es de aclarar, que esas CICIES con el toque personal de Bukele puede ser la piedra angular del inicio de la modernización del Estado y la actualización del capitalismo salvadoreño.

CRISIS DEL FMLN

El fmln electoral es un experimento fallido, la cúpula de dicho partido se ha convertido en una casta encastillada en las estructuras del Estado como parásitos, perdieron, si alguna vez lo tuvieron, un rumbo de partido socialdemócrata para convertirse en una empresa privada, lo vemos en los rostros que administran esa » carreta «, el partido electoral fmln no posee visión política alguna, la desesperación por estar perdiendo los privilegios económicos y de servicios del Estado los conduce al despeñadero, eso se puede resumir en decir que gente políticamente fracasada conduce un partido electoral fracasado, el resultado es obvio.

Que quede claro que no seguirán perdiendo solo a nivel electoral, también a nivel social y político, la muerte anunciada del fmln electoral nos deja la conclusión que los dirigentes de la ex-guerrilla, en su mayoría, combatían con el fusil a la oligarquía que admiraban, en su interior político querían ser como ellos, y en los 10 años en el gobierno se comportaron igual que ARENA, porque esos llamados dirigentes, se desmovilizaron ideológicamente antes que terminara la guerra, una vez en el gobierno, no solo se volvieron arrogantes, sino, abrazaron el neoliberalismo y sus prebendas, hundiendo el país cada vez más.

CRISIS EN ARENA

Hace pocos días fueron a votar en las internas, como 20 mil afiliados, de un total de 128 mil, es un indicador que el proceso eleccionario interno no fue simpático a sus correligionarios, resulta que su himno » patria sí, comunismo no » es una retórica, en primer lugar la guerrilla salvadoreña no fue preponderántemente comunista, ese pensamiento era minoritario, pero a nivel de propaganda, las derechas supieron explotar esa frase, incluso en la actualidad, hay veteranos militares que se sienten orgullosos, según ellos, de haber salvado a El Salvador del comunismo, no han comprendido que fueron tomados del pelo, porque si hipotéticamente la ex.guerrilla hubiera conquistado el poder político por medio de las armas, el resultado hubiese sido exactamente como estamos en la actualidad, simplemente porque los que estaban a la cabeza de la guerrilla son los que gobernaron por 10 años, y demostraron ser tan capitalistas como la gente de ARENA.

Crisis es un termino no negativo, es una fase de cambio o transformación, en el caso de ARENA y el FMLN, se encuentra en una encrucijada que no logran entender, en primer lugar enfrentar los fracasos políticos  y electorales, lidiar con la CICIES  que intentará mediáticamente de diezmarlos aún más, pero en el fondo, el problema de ARENA es que se han quedado sin ideas y sin practica, no poseen una teoría política, dejaron de pensar y caminan según los intereses concretos de las corporaciones, por un lado, los millonarios en ARENA al pasar del capitalismo cafetalero, manufacturero, etc, al capitalismo financiero, dejaron de tener visión de desarrollo capitalista local, en El Salvador tenemos el capitalismo más atrasado del hemisferio, un capitalismo industrial que no despega según los ritmos de la modernidad, y eso no significa que la economía este mal, lo contrario, los grupos de poder económico han aumentado sus ganancias, sus riquezas y sus inversiones, no está en crisis la economía, está en crisis la cabeza política-económica, no hay perspectiva a futuro para que surja una clase media, y sin clase media que haga consumos sustanciales, el país no dinamiza el engranaje del Estado.

ARENA está fracasando no por falta de utilidades de los empresarios, sino, por la falta de modernización del Estado, por la falta de ética empresarial, por la falta de visión de futuro y por la falta de adaptabilidad al mundo moderno y los avances científicos que están llegando, la falta de sociología es la causa de su derrumbe, su himno esta desfasado, la gente ya no cree en ellos.

Esto no significa que dejaran de ganar diputados y alcaldes, su bases de votos la seguirían teniendo, no van a desaparecer, pero políticamente cada vez cuentan menos.

CRISIS DEL MODELO CAPITALISTA SALVADOREÑO.

Aquí entra el grupo empresarial de Bukele, el modelo neoliberal debilitó el Estado, perpetuó o institucionalizó la corrupción, el estado de derecho es débil, la burocracia se traga todo, la agricultura abandonada sistemáticamente, la industria no eleva el nivel de producción de los estándares internacionales, la capacidad adquisitiva de la gente se desinfló y solamente el flujo de remesas sostiene el engranaje del líquido económico, de lo contrario, el modelo habría colapsado hace mucho tiempo.

Ante ese panorama, el pensamiento capitalista de Bukele plantea modernizar el Estado, acorralar las pandillas que generan una mala imagen a la inversión local y extranjera, digo acorralar a las pandillas porque no se van a eliminar en cinco años, pero la argolla a la que pertenece Bukele sabe, que solamente un capitalismo de los nuevos tiempos puede hacer que en el país surja de nuevo la clase media, esa es una de sus apuestas principales.

Para modernizar el capitalismo y ponerlo en sintonía con otros mercados, el grupo de poder al que pertenece Bukele sabe que tiene que dar muestras que hacer las cosas, y llevar beneficios a la gentes o cumplir con servicios eficientes a las diásporas, es lo mínimo que un gobierno puede hacer, pero las administraciones anteriores ni eso hicieron.

El desafío de la argolla de la que es parte el presidente,  es hacer del neoliberalismo salvaje, algo funcional para el mercado, un capitalismo más honrado, más inversión local, tener acorralados  los pandilleros, dar señales de combatir la corrupción, etc. Todo eso para impulsar otro  momento histórico en El Salvador y llevarlo entre unos 10 o 20 años, en la ruta de una país en vías de desarrollo, siempre vinculado con Estado Unidos de Norte América, y eso es de entenderlo, siendo Bukele hijo del capitalismo, no podemos pedirle que haga lo contrario, pero sí, pedirle que modernice El Salvador; le tocará a otra clase gobernante avanzar en perspectivas más profundas de humanidad, pero por hoy esto es lo que tenemos, y hay que verlo como el fin de una fase y la apertura de otro momento.

Jandres J.S.