septiembre 29, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

Pandemia, economía y desafíos.

Pandemia, economía y desafíos.

( Imagen tomada de internet – Explosión-)

Desde el inicio de la llamada pandemia se viene planteando que luego de post-coronavirus tendríamos que haber aprendido algo los seres humanos, como punto de partida; entre los avances en nuestros hábitos, ojalá se encontrara la lectura, no solo lectura de twuits, sino, una lectura que nos permita ampliar nuestra visión de la vida y del mundo.

Quiero dejar en el imaginario del lector algunos términos, que si bien es cierto no lograré desarrollarlos por completo, pero sí, pueden quedar en la provocación del diario vivir.

En Italia estamos viviendo la fase 2, los engranajes de las diferentes economías se mueven, todas y todos salimos perdiendo en esta pandemia, muchos en Italia han perdido la vida, otros están librándose del Covid-19, milies han perdido los empleos y millones de trabajadores estamos recibiendo el 80% o menos, de los salarios, mientas las facturas no dejan de llegar y los compromisos de pagos siguen; alguien podría decir, por lo menos reciben un subsidio del Estado, claro, correcto, apoyo económico que vamos a pagar, es como un préstamos ante una empresa privada que ha sabido mover sus intereses, porque le ha dejado al Estado el compromiso de darnos casi el sueldo completo, y miles de fábricas han abierto sus cadenas de producción con el personal mínimo indispensable, dejando en casa a millones de personas a merced de los subsidios, mientras los industriales se valen de los perdonos fiscales y otras ayudas para que sus economías no salgan dañadas de esta pandemia.

Pero hay sectores que están en momentos de aprietos, los bares y restaurantes, en Italia de cada 10 negocios han abierto 7; aquí, al igual que en todos los países que se han sometido a las cuarentenas preventivas, los micro y medianos empresarios han salido sumanten afectados; en este panorama todas y todos perdemos, algunos pierden más.

La pandemia pasará, sin embargo, la crisis para las familias que estaban en dificultades, será una negra experiencia, y lo peor, que si bien es cierto que el coronavirus puso al descubierto las venas del capitalismo, también es cierto que los pensadores de esta cultura dominante han comprendido que usando el capitalismo digital pueden ganar más y explotar más a las y los trabajadores, eso nos abre la mente para identificar una dictadura del mercado en sus tres componentes: El capitalismo industrial tradicional, el capitalismo financiero y el capitalismo digital.

El neoliberalismo, madre del pensamiento liberal que domina los mercados, le dejó a los Estados la responsabilidad de cuidar y curar a los pueblos, la empresa privada, las oligarquías y multinacionales, no se han hecho cargo del abandono de las personas, es ahí donde vemos una de las contradicciones del capitalismo, por un lado, las derechas impulsan privatizar el Estado y por otro lado, exigen o pretenden que el Estado resuelva todos los problemas sociales.

La dictaruda de los mercados marcará un mundo que está por llegar, en donde, el ser humano seguirá siendo mercancía y lo digital va sustituir la presencia física y en persona en los  modos de producción y socialización, un radical cambio en nuestra humanidad, y eso lo vemos en el uso de la robótica e impresión digital de la que forma parte la física cuántica; dentro de pocos años, muchos productos de consumo, como órganos mezclados entre plástico y vegetales serán producidos en nuevas empresas.

Las empresas surtirán los estantes de los supermercados con productos plasmados con modernas impresoras, las bodegas de los hospitales serán testigo de órganos para trasplantes humanos hechos por medio de potentes computadoras e impresoras que producirán casi todo en tres dimensiones.

Eso es parte del capitalismo digital, pero también, el 5G y todas las actuales y futuras plataformas, Apps y sofisticados satélites que permitirán controlar la salud, los gustos y sentimientos de las personas, ese es el mundo que se nos viene encima y no nos damos cuenta.

Por otro lado, el capitalismo industrial y de servicios tradicional van a dictar las nuevas leyes laborales, las reglas del juego para las empresas que sobrevivan a la pandemia; los sindicatos o gremiales están dejando de ser murallas de contención, los industriales, los mercados y los bancos son los que van a marcar el paso ante la nueva realidad, en la cual, la humanidad seremos sometidos a nuevas formas de esclavitud y dictaduras amables, porque lo que estamos viendo, es que los gobiernos solo administran los intereses de lo empresarios, y los gobiernos, de cualquier tiente en la actualidad, solo le dan migajas a las poblaciones, lo que está por llegar, serán más impuestos y más leyes laborales flexibles con mano de obra barata.

Los desafíos, aquellos que nos fijemos en la mente como seres pensantes, en grado de ver más allá del horizonte, lo que quiere el mercado en sus tres caras del capitalismo, es un conjunto de dóciles ciudadanas y ciudadanos, que aceptemos la hipnosis colectiva con una sonrisa, que dejemos de pensar porque los teléfonos inteligentes lo hacen por nosotros, que dejemos de luchar por nuestros derechos porque el Estado en acuerdos con los empresarios van a decidir lo que nos conviene, lo que tenemos que consumir y el tipo de amor que debemos de tener.

El mayor desafío en esta nueva fase es no dejar de ser personas, conocernos más a nosotros mismos y procurar ser cada vez más solidarios, son anhelos contrarios a los propósitos de los capitalistas.

Jandres Js