El Emporio Digital

Creando Criterio

Nuevas Ideas, de movimiento a partido, la metamorfosis.

Nuevas Ideas, de movimiento a partido, la metamorfosis.

Abordar estos temas sin dañar sensibilidades es complicado, en cierta forma tiene que ser así, expresar las ideas o el análisis en el cual, no todas las personas a las que pueda llegar lo escrito lo comparten, eso es dialéctica, esperando que las lectoras o lectores puedan dejar sus comentarios argumentados, no solo memes.

El 19 de mayo de 2018 me encontraba en Madrid, fecha en la cual, el presidente Bukele vino a Europa para promover su liderazgo y su proyecto político, fui parte de la multitud; ya lo mencioné en otras ocasiones, entre los argumentos que expuso desfiló un comentario, que al parecer, alguien le había susurrado al oído, y consistía en la posibilidad que Nuevas Ideas implosionara por las divergencias ideológicas internas.

Nuevas Ideas, al igual que otros proyectos, es un conjunto de emociones y objetivos; ese instrumento nacido en el fragor del odio hacia las cúpulas partidistas y los nefastos gobiernos en El Salvador, apareció en el horizonte como el bote para salvar lo salvable; los entusiasmos volaron a todo rincón donde está la ciudadanía salvadoreña, primera vez que observo en Europa un entusiasmo desbordado.

Las ideas bases sobre las que se apoyó el Movimiento Nuevas Ideas se conocen, entre ellas, la horizontalidad, nadie es más que nadie y toda la gente motivada por un mejor El Salvador podía integrarse; hasta ahí la cosa iba bien romántica, a tal punto que la diáspora se movilizó para recaudar fondos y recibir en España e Italia al actual presidente.

A pesar de las anomalías detectadas en las figuras que Bukele asignó para Europa, muy a pesar de eso, el objetivo final era impulsar el triunfo de Nayib Bukele en las presidenciales; fueron muchos los aportes de la diáspora, un trabajo sincronizado inimaginable, horas y horas de reuniones, planificación y ejecución de tareas conjuntas que permitieron conocer mejor los propósitos de muchos y los intereses de otros.

Los movimiento sociales, políticos y populares en América Latina han contribuido en la marco de la historia, la posibilidad de hacer cambios importantes en las sociedades y quebrar el orden establecido e impulsar nuevas reglas del juego político, en ese sentido, el movimiento Nuevas Ideas entra en la sociología del análisis como la cima de un ciclo en El Salvador.

El desenlace lo conocemos, Bukele gana la presidencia, no con el margen de apoyo esperado, porque siempre el ausentismo y abstencionismo son los ganadores en todos los tiempos, pero institucionalmente lo que cuenta es que Bukele y su grupo que lo rodea ganaron.

Cual es el precio que pagó el Movimiento Nuevas Ideas ? Por ejemplo en Europa, el ex-emisario y hoy parte de la dirigencia del partido electoral Nuevas Ideas, rompió el equilibrio de la armonía, las divisiones que se dieron han traído como resultado heridas terribles, secuelas que las está facturando el partido Nuevas Ideas que en muchos lugares está absorbiendo al Movimiento Nuevas Ideas.

Las fracturas dentro del Movimiento NI se profundizaron aún más en las internas del partido en la elección de sus dirigentes a nivel nacional e internacional, se puso en evidencia que la teoría que la implosión no fue por las diferencias ideológicas, sino, por intereses personales, intereses de grupos al interno que buscan el poder político y el poder económico.

Centenares de afiliados guardan silencio frente a la mirada constante de los que están controlando ese instrumento político, y el nostálgico movimiento horizontal está siendo absorbido por un partido electoral llamado Nuevas Ideas en cuyas venas de sus dirigentes observamos las mismas prácticas de otros partidos, y la segunda premisa la veremos en las elecciones internas para elegir a sus candidaturas para elecciones populares de Concejos Municipales y diputaciones, no sabemos si ya existe una lista de los candidatos o será realmente democrático.

La metamorfosis que esta sufriendo Nuevas Ideas de pasar de ser Movimiento a ser partido electoral, es una fase difícil para centenares de sus miembros, en donde el Movimiento Nuevas Ideas cada vez cuenta menos en la toma de decisiones porque ya hay líneas que se emanan desde arriba.

La estructura del partido electoral Nuevas Ideas ya está encontrando obstáculos en el exterior para organizar sus subcomisiones, y si entre las líneas que salen desde arriba se encuentra seguirle pidiendo dinero a la diáspora para las candidaturas y campañas electorales, recibirán varios resultados adversos, porque mucha gente se siente que fue usada y ultrajada por personas que se creyeron la novela que serían funcionarios públicos y esos los llevo a imponer y difamar a otros, algunos de Europa lograron un puesto en el gobierno.

La fuente de las contradicciones internas las encontramos en la cultura salvadoreña, no importa si una persona haya o no militado en otros partidos, el germen del oportunismo, egocentrismo, narcisismo, etc. es algo que pertenece a pueblos que no han elevado el nivel de entender y hacer política; en la actualidad se suma otro elemento, el fanatismo como medio de humillar a otros e imponer una verdad, su verdad.

Lo ideal sería que siguiera existiendo el Movimiento Nuevas Ideas, pero que no sea solo un banco de votos, sino, la conciencia publica de las cosas que se hagan bien y las cosas que no se están haciendo bien, como un espacio para aprender y crear las condiciones de otra sociedad.

Voy cerrando esta reflexión planteando que los otros partidos, llámense Gana, Arena, Fmln, Pcn, etc se encuentran en las mismas encrucijadas; los militantes del fmln aún no saben si su actual dirigencia de verdad va permitir la democracia interna.

En esta etapa del coronavirus, me gustaría ver o leer los proyectos de salud publica que ofrecen los precandidatos internos de todos los partidos, me gustaría verlos en acción pensando en propuestas y no usando pretextos para evadir su compromiso de ser elementos creadores.

La metamorfosis incluye el replantearnos la virtudes y debilidades de los llamados partidos políticos, que son más electoreros que políticos; en nuestro país vivimos incansablemente de una campaña electoral a otra, y las propuestas o medidas que les hemos visto al actual y otros gobiernos son, medidas tapa hoyos, nos gustaría ver propuesta de transformar el modelo económico en el país o proponer otros, pero de eso no se habla.

Jandres JS