septiembre 29, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

EL JUEGO DE LOS IMPERIOS: CHINA-EEUU.

La mirada de las lectoras y los lectores de todos los periódicos en formato papel o en formato digital, se centran en la lluvia de noticias y respuestas de la diplomacia Salvadoreña, Estadounidense, funcionarios de ambos gobiernos y Taiwán.

La política doméstica deja de ser por unos días el epicentro de los titulares en los medios de comunicación, para darle paso a un vistazo internacional y los entramados motivos que llevó al gobierno de El Salvador en cerrar las relaciones diplomáticas con Taiwán.

Fueron 85 años de cooperación entre la Isla Taiwán, autoproclamada República y EL Salvador, pero tenemos sospechas que la decisión de romper acuerdos no se queda en las declaraciones del funcionario de Taiwán, el canciller Joseph Wu (吳 釗), tomó el toro por los cuernos y dejó declaraciones intrigantes, del cual, el periodismo sensacionalista y amarillista está sacando provecho.

El lenguaje  diplomático es codificado, como la biblia Hebrea, hay que saber leer entre líneas, interpretar; cuando el Canciller de la Isla Taiwán dijo que el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas regiones se debe, por la parte de Taiwán al hecho que el gobierno de El Salvador le solicitara a su Cancillería, el financiamiento del » puerto de la Unión y el financiamiento de la campaña electoral del año próximo «, monto que según Joseph Wu es » tremendo «, no sabemos la cantidad de dinero que el gobierno de El Salvador le solicito en calidad de cooperación o donación a la Isla Taiwán, a lo mejor lo conozcamos más adelante, pero ese no es el punto principal.

Que significa rompimiento ? Acción y resultado de romper o romperse, al producirse ese acto, queda un espacio vacío que es ocupado por otro objeto.

Quien rompe a quien ? quien rompió primero ? Cual es la excusa que se busca en política para romper una relación o alianza ?, cuando se rompe una relación quedan secuelas, ambas partes tratan de administrar de la mejor manera esas consecuencias colaterales, de las cuales salen a flote financiamientos y programas de cooperación que se interrumpen; de todo esto, alguien tiene que salir ganando.

Aparentemente la respuesta del Canciller Joseph Wu es la razón principal, a lo mejor el gobierno de El Salvador ya venía negociando ser colonia de China a cambio de algo, precio que Taiwán no podía cubrir para evitar que el imperio Chino penetrara en la mente de los gobernantes y un reducido circulo de empresarios en El Salvador.

En pocas palabras, el rompimiento ya se había dado hace algún tiempo, cuando China inició su cooperación con las ciudades Charter, con el anuncio del canal comercial en Nicaragua, con la ayuda que el FMLN ha venido recibiendo para sus campañas electorales a lo largo de su historia electoral; el rompimiento primario fue de tipo político-comercial, en eso no tiene nada que ver el sentimentalismo, ni simpatías ideológicas, cuando España perdió a sus colonias Hispanas ante la agresividad económica de USA, los gobernantes de esas épocas, definieron bajo que imperio les convenía estar y se rebelaron a la corona Española para dejarse poner los grilletes del imperio USA.

En la actualidad, pareciera que los gobernantes de nuestras zonas, están renunciando gradualmente al imperio USA y dejándose poner los grilletes de los Chinos, en esta historia no hay malos ni buenos, los gobiernos y los empresarios a fines, hacen NEGOCIOS, en ese sentido, el pragmatismo esta ganando terreno en la mente política de los gobernantes y sus empresarios.

Muy bien, en todo esto USA sabe que China está  conquistando con sus cooperaciones y donaciones a sus países  que siempre le han sido fieles, pero también sabe el imperio USA que ya no tiene el dinero suficiente para seguir comprando la voluntad de los gobernantes de turno, migajas que entregan, como el FOMILENIO, no cubren todas las necesidades y los resultados son raquíticos, mientras tanto, China, ofrece más dinero a cambio de administrar la tierra, subsuelo y materias primas de los países con los que hace negocios, así está haciendo en África y ese mismo modelo de cooperación está aplicando en América Latina, resulta que el imperio USA hace mucho tiempo perdió su hegemonía total en el mundo, el planeta tierra ya es multipolar.

Los ejes principales que hacen rodar al mundo se llaman China y Usa, el imperio Chino está galvanizando su alianza con Rusia y otras potencias emergentes, mientras USA sigue su imperio anclado con Inglaterra y la Unión Europea empantanada en sus contradicciones internas, incapaz de ayudarle al imperio USA.

Es de entender que USA no está en guerra comercial con China, eso lo han inflado los periódicos y analistas que viven del morbo de la política, los imperios USA y el imperio Chino, trabajan armoniosamente en este planeta tierra y fuera de nuestra atmósfera terrestre, pero tiene sus altos y bajos para ir ajustando la estrategia del dominio económico, militar y científico en todo el mundo.

China y Usa tienen una » aparente guerra comercial «, pero basta leer los acuerdos de cooperación entre ambas potencias para darse cuenta que todo corresponde a un juego de » coexistencia pacífica » para el equilibrio mundial que a ellos les interesa.

El rompimiento entre El Salvador y Taiwán responde a los intereses que China, como imperio conquistador, tiene sobre los recursos naturales de nuestro continente, y los país periféricos y empobrecidos, como El Salvador. Nuestros gobernantes necesitan que estos imperios les resuelva sus problemas de déficit comercial, de inversión y capitalización de la macro economía; pero nada es gratis, sobre todo en temas de negocios con los imperios.

China es dueña del 30% de la deuda de USA, China quiere que su moneda sea más baja que el dólar, cuando Trump aplico el mes de julio el aumento de los aranceles a su socio, China respondió de la misma manera, no por venganza, como muchos han afirmado, más bien, para equilibrar los mercados  mundiales y que ambos países sigan ganando.

Para ir entendiendo como razona China, es de estudiar como funciona un banco que hace prestamos, eso explicaría la estrategia de China y su éxito económico, su crecimiento del 7% al año y eso explica porque USA no entra en recesión profunda; resulta que el imperio Chino le presta dinero con una baja taza de interés a USA, de esa forma, el Estado Usa puede invertir en lo social y su asistencialismo, en salvar bancos y refinanciar empresas, comprar barato en China y venderle caro a Europa, en pocas palabras, China tiene la llave de la economía mundial, cuando el imperio Chino saca sus dolares al mercado, lo satura, y el precio cae, ese espacio es aprovechado para comprar más dolares y Usa aprovecha para venderle a China más títulos de Estado, de esa forma se capitaliza para seguir el juego comercial, de las bolsas de valores, inversiones, asistencia social y el alto gasto militar.

China y Usa se necesitan fundamentalmente, son el equilibrio de la economía mundial, China le presta dinero a Usa para que haga sus guerras por todos lados y Usa le permite a China que llegue a sus colonias para evitar más gastos en donativos a los país bajo su control político, pero ojo, China no desequilibra el poder político-militar de Usa, solo pretende apoderarse gentilmente de los recursos naturales, Usa sabe, que en un futuro no muy lejano, parte de esos recursos naturales serán la base de la subsistencia de ambos imperios, porque la gran estrategia de de Usa es dejar que se desplome el capitalismo industrial y darle el poder al capitalismo financiero, de esa forma, China se queda con el capitalismo industrial y el banco de prestamos y Usa se dedica a la nueva economía dominante, la industria del dinero, inversiones, fabricas con menos costos de personal, todo robotizado, sin sindicatos y sin compromisos económicos con sus colonias.

Es una partida de ganar y ganar, en los cuales, los dados ya están cargados, una vez gana China y la otra vez Usa, por ese motivo, el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre El Salvador y Taiwán, hay que verlas en el contexto del juego de los imperios China y Usa, evidentemente, en el lenguaje codificado de la diplomacia, se ven guerras de comunicados y declaraciones, pero de eso se trata, hacer ver que hay conflicto de intereses,  ( que relativamente es cierto ) pero en el fondo de las cosas, solo hay negocios.