octubre 4, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

Dagoberto, Bukele y Nuevas Ideas.

Imagen tomada de: elsalvadorgram

Hablar de parcialidad en los medios de comunicación se está convirtiendo cada vez más en algo relativo; las radios, periódicos y televisión, hoy todo accesible vía internet, abren ventanas al mundo llenos de ideas, conceptos y razonamientos.

Lo que se pretende con el periodismo es la veracidad y neutralidad, noticias contextualizadas y editoriales que NO  hagan del periódico  un medio de propaganda electoral para favorecer a » X » partido o personaje.

Hay medios de  comunicación cercanos a las derechas, otros, cercanos a las izquierdas. El problema es, que hoy, tanto en Europa como en El Salvador, el término izquierda está desprestigiado, para el caso de las derechas ya sabemos que han sufrido metamorfosis y siguen siendo los mismos, no existe nueva derecha, en cambio, para el caso de las izquierdas, en El Salvador, no termina  de germinar la nueva izquierda, que no tenga como objetivo ganar votaciones, ni ser parte de la oligarquía, mucho menos ser esclavos de los imperios.

En esa lógica, por octubre de 2012, el  experimento del  Movimiento Nuevo País (MNP), encabezado por ecologistas (incluyendo a  Dagoberto Gutierrez,  Fidel Nieto, etc), feministas, el movimiento LGBT, intelectuales, trabajadoras y trabajadores, vendedoras y vendedores del Gran San Salvador, estudiantes y luchadores sociales en general; fue el primer intento  más genuino y real de construir la nueva izquierda.

Ese instrumento tuvo dos vertientes, por un lado el partido MNP, que no logró inscribirse, por falta de recursos al no poder llegar a  todos los rincones del país, pero logró motivar a miles de izquierdistas que desde 1992 no vieron en el fmln la ruta a seguir, para el caso, el otro brazo de las nuevas izquierdas se  quedó en pié con el Movimiento reivindicativo que agrupa sindicatos de base y otras fuerzas sociales.

El pueblo aglutinado en el MNP siguió luchando y marchando contra las minerías a cielo abierto, por una justa ley del agua, y muchos temas más, pero sobre todo, fue el asomo más concreto de crear una plataforma alternativa al fmln, reconociendo la derrota de la revolución Salvadoreña y la denuncia de la imposición del neo-liberalimo, la nueva izquierda se desconectó de la vieja idea Estalinista  y abrazó el Guevarismo, Farabundismo, entre otras tesis de gran interés académico.

Con la  explosión del  fenómeno social NI, el MNP, casi en su totalidad, se  fueron sumando a esa gigantesca casa en la que caben, hasta la fecha, todo tipo de pensamiento; eso abrió un nuevo debate intelectual y teórico sobre el  hacer política en la pluralidad de pensamiento, con respeto y sin imposición de esquemas, y de romper los dogmas, hasta ahí todo bien.

Resulta que dentro de NI, como un refugio en la montaña, entró de todo,  gran porcentaje de personas ingresaron a los grupos o de forma individual, siguiendo  a una persona que la ven como líder, sin preguntarle donde iba y con cual cabeza  política.

En este punto del análisis, iniciaran a saltar los comentarios, los teclados de los teléfonos móviles iniciarán la emoción por defender su verdad, pero la  verdad, sigue siendo, relativa. BUKELE al parecer, seguirá tomando decisiones individuales a nombre de la colectividad,  pareciera que el virtual candidato por GANA no consulta a los grupos, es penoso decir que un post en facebook sea suficiente,  Nayib consulta, solo  a  un reducido grupo de amigos.

Si  los dirigentes de NI intentaran prohibir tener  ideología diferente a la del grupo cercano al líder, desde ese momento, NI sufriría otra hemorragia interna, porque la gente que  promueve el fin de las ideologías, son víctimas de la retórica de la teoría del Conceso de  Whachintog, en el cual, el capitalismo se declaró vencedor ante el modelo de Socialismo  de Estado en Rusia, hay gentes dentro de  NI que impulsan el fin de las ideologías y lo único válido es lo que dice Bukele en sus facebook live, a eso le llaman lo » no ideológico «, pero en esencia es, el conjunto de  ideas que tiene Bukele sobre el mundo ( eso es ideología ).

Cuando Dagoberto Gutierrez planteó en una entrevista  televisiva a inicios de éste mes de agosto, una serie de puntos de vista sobre la alianza Bukele-GANA,  miles de simpatizantes de NI tomaron la  palabra iniciando a  expresar su  descontento con esa alianza con la derecha tradicional, no solamente  el hecho de no haber sido consultados, eso es la  forma, el estilo de hacer política, no se trata también que haya hecho alianza con la gente buena de GANA, porque en política es de explicar que es bueno y que es malo, según su practica política,   el contenido de las inquietudes de miles de miembros de NI es  saber  de los acuerdos que Bukele haya hecho con la cúpula dominante en GANA, eso no se sabe, a pesar de las explicaciones para justificar tal acción, la principal y única explicación es no dejar ganar a ARENA, porque el fmln se quiere unir  públicamente con esa alianza.

Para las y los afiliados en GANA fue un  » shock «, también ellos no fueron consultados, desde luego que esa es la costumbre en los partidos electorales, a lo mejor, en el fragor de la campaña electoral, de los emotivos spots  publicitarios y las canciones, los 10 mil afiliados a GANA y sus  500 mil votantes marquen la papeleta  por Nayib para no complacer a sus rivales de poder, es decir, ARENA.

Las diásporas en Europa, Estados Unidos de Norte América y Canadá, se quedaran sin votar en su gran mayoría,  porque todo esta diseñado para que no se ejerza el voto desde el exterior, para los partidos electorales dominantes, las cosas funcionan mejor si los » remeseros » no votan.

Bukele es él único candidato que tendrá en sus manos dos partidos políticos como respaldo, en GANA es afiliado, militante desde que se inscribió y es líder externo de NI,  ARENA no logra mejorar la imagen  de sus candidatos y el FMLN está estudiando la forma de perder con dignidad y evitar  que sus funcionarios sean investigados, por eso insisten en hacer alianza con Bukele, entre otras cosas.

Bastante gente dentro de NI están conscientes que de ganar Bukele, sería un gobierno de transición, en vista que tendrá que  contentar a todos sus aliados, es posible que en las votaciones de 2021, GANA y NI sigan abrazados, esa es una teoría, puede darse el caso que Bukele rompa ese pacto.

Bien  planteaba Daboberto Gutierrez en un encuentro que tuvo con  NI de San Sebastián, el sábado 4 de agosto,  les exponía a los presentes que todos los seres humanos tienen intereses ; eso nos da la pauta para pensar, que los grupos de poder, en política también tienen intereses; en el objetivo número uno de derrotar a ARENA, todos los sectores vinculados a NI están de acuerdo, el siguiente objetivo que deslizó Dagoberto es más complejo, crear un programa de gobierno para las mayorías; el catedrático enfatiza que Bukele pertenece a la pequeña burguesía económica, pero que la gente lo sigue viendo como la punta de lanza para romper en primera instancia el bipartidismo, pero si el FMLN logra concretizar algún acuerdo con Bukele, que muy probablemente no sería consultado, en ese caso, la lucha única sería derrotar electoralmente a ARENA.

Muy a pesar de toda esa explicación,  para mucha gente, es inaceptable que Bukele se haya desesperado en correr por la candidatura del próximo año, Roy Garcia, desde Los Angeles manifestó no estar de acuerdo, pero fue víctima de todo tipo de criticas y ataques, incluso de Walter Araujo, parecira que  para algunas personas, las opiniones contrarias a las de Bukele o de su grupo cercano son inaceptables, una debilidad en la muestra de tolerancia al interno de NI.

Desde luego, reconocemos las virtudes de Bukele, brillante publicista, excelente vendedor de imagen, trabajó para el FMLN y obtuvo buenos resultados, es un político hábil, sabe lo que quiere y no importa como lograrlo, es muy tenaz.

No cabe la menor duda que Nayib está sabiendo moverse dentro de los hilos de la política, es evidente que ARENA y el FMLN están intentando todos los medios legales e ilegales para impedir que  logre  ser candidato legal, las dos columnas vertebrales del neoliberalismo están muy nerviosas, saben, que sus negocios podrían quedar al descubierto, pero también, la impunidad, la apuesta es muy grande, esperando que Bukele no se convierta en el Funes versión renovada.

Hay varios ganadores, por un lado, el partido  electoral GANA, que dejará escrito en su historia el haberle quitado a las izquierdas dos izquierdistas, el grupo de Will y de Herbert Saca, son ganadores, porque sabrán moverse por los pasillos de Casa Presidencial, la  cúpula del fmln también saldría ganadora si concretizar la alianza Bukele-GANA-FMLN, en ese caso, no habría investitaciones de anomalías dentro de los gobiernos del FMLN, incluso, no se descarta que hasta Funes regrese con plena tranquilidad a El Salvador.

Si en la hipótesis que el FMLN, no logre crear alianza con Bukele-GANA, será un partido que tendrá los días contados, su campaña que están lanzando que son la única izquierda en el campo electoral, no será suficiente para detener la avalancha de votos que tendría GANA y buen saldo en la deuda política, mientras el FMLN se está jugando la carta de perder-ganando, si en una eventual segunda vuelta, el partido de gobierno le pide a sus votantes apoyar a Bukele, de esa forma disfrazaría su derrota por la idea de haber contribuido en evitar que ARENA regrese al poder del gobierno.

Pero está la otra hipótesis, que Bukele, con toda su fascinación, no logre encantar a los votantes de las derechas y el pueblo de las izquierdas no se sientan representados en  él, si Bukele le sigue haciendo otro desaire a las fuerzas de izquierdas dentro de NI, es posible que se quede sin la única fuerza leal al cambio alternativo en el país, será todo un juego de magos para Bukele, lanzar desde un partido de derechas, mensajes progresistas, no sabemos el nivel de madurez de los votantes de ese partido naranja.

Observamos que dentro de NI ya se ven las primeras ganancias producto de la alianza Bukele-GANA, miles de integrantes  dentro y fuera de El Salvador están debatiendo estos temas, más allá de las líneas que lanzan los dirigentes en las redes sociales y mucho más allá de los post en los que le dan » luz verde » a Bukele para que haga lo que sea necesario para nagar las presidenciales.

Nayib no debe subestimar la masa gris dentro de NI, todas y todos lo apoyan, pero tienen su propia cabeza política, lo más indicado sería realizar debates de abajo hacia arriba sin el fin de justificar, más bien de comprender y avanzar.

Las decisiones políticas en El Salvador son tan volátiles, que incluso, la candidatura de Bukele aún no es segura, todo es posible, sin descartar,  que en el 2019 esté presente  el abstencionismo.