septiembre 25, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

El Salvador 30 años Después de los Acuerdos de Paz.

RESUMEN.
Durante 30 años después de una sangrienta guerra, donde más de 75,000 salvadoreños
ofrendaron sus vidas para ver cambios en El Salvador, y aun hay mas de 8,000 desaparecidos,
cuyos familiares no han dejado de buscarles, en un país donde parece ser que el estudio vale
poco y lo principal son los tráficos de influencias, en las esferas gubernamentales y de algunas
empresas, y donde se sigue expulsando a compatriotas al “Sueño Americano”, Migrando para
buscar mejores condiciones de vida, después de los hechos acaecidos la semana pasada, es
necesario hacer una reflexión, sobre ello.
El Salvador 30 años después de los Acuerdos de paz, y la Realidad en el 2022 ¿Qué nos
espera?
El Salvador el país más pequeño de Centroamérica en extensión territorial (con 6.5
millones ) de personas en su territorio y rondado ya los 3.0 millones fuera de sus fronteras
diseminados en diferentes países, pero el principal país de destino es EUA, Es el mas
densamente poblado su percentil mundial es el 83 en relación a densidad poblacional, en
las últimas décadas contrario al discurso de la administración actual ha experimentado un
crecimiento económico modesto en las ultimas décadas, con un crecimiento del PIB anual
que supero el 3% solo dos veces en el año 2000 y en el año 2020; aún con ese bajo
crecimiento ha logrado sustancialmente disminuir significativamente la pobreza y
desigualdad. (MUNDIAL, 2021)
Impulsado por un crecimiento favorable a los pobres y más prosperidad compartida, El
Salvador se convirtió en el país más igualitario de América Latina y el Caribe el índice
de GINI cayo de 0,54 en 1998 a 0,38 en 2019, el más bajo en la región en las áreas
urbanas, la reducción de la desigualdad fue impulsada por los ingresos laborales mientras
que en las áreas rurales fue impulsada por los ingresos principalmente por pensiones y
remesas.
Sin embargo la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto negativo significativo en
la vida de las personas y los ingresos familiares, el país adopto medidas fuertes de
contención sin embargo esto podría generar medidas contraproducentes revirtiendo años
de progreso, la tasa de pobreza aumentara hasta 5,9 puntos; El país tiene una de las
mayores proporciones de población tendiente a la vulnerabilidad de la región, la crisis
afecto significativamente un 7,9% el PIB en el 2020, aunado a ello hay necesidad de
implementar reformas por el déficit fiscal que para este mismo año 2020 fue de 9,2% del
PIB y la deuda de 91,8%; mayores ingresos de la economía y la eliminación gradual de
gastos extraordinarios ayudaran a moderar el déficit al 4% del PIB y la deuda al 86,1%
del PIB hasta 2022, sin embargo la deuda permanece para 2023 y más allá de ese año.
Otro factor que ha sido un flagelo casi continuo ha sido el crimen y la violencia para el
desarrollo de la sociedad salvadoreña, este ha sido uno de los principales detonantes de
la migración y el éxodo en masas de el país, dado que el Estado no ha garantizado a la
fecha la seguridad ciudadana, se sigue en el esquema de asesinatos extrajudiciales y
desapariciones forzadas, así como la trata de personas, y aparición de fosas clandestinas
donde exagentes de la misma policía Nacional Civil han sido victimarios, de estos hechos
atroces, menos modos de vida y trabajos con salarios dignos para poder suplir las necesidades básicas; de subsistencia, por ende la población opta por ver que puede hacer
para paliar la situación una de las salidas es migrar a Estados Unidos en busca de trabajo
y mejores oportunidades; la verdad es que hay otros destinos pero prefieren ese, debido a
que ya hay familiares allá y geográficamente esta más cercano que Europa o Australia,
que son los destinos secundarios donde ha migrado la población salvadoreña.
El Decreto de la actual Asamblea Legislativa en el 2022, aprobaron un decreto en
“Reconocimiento a las víctimas”, sancionado por el Presidente de turno, a petición misma
de él,: con 62 votos a favor “con lo que los legisladores sellan una de las principales
demandas de Bukele, para quien los acuerdos fueron una “farsa” que no generó “ningún
beneficio” a los salvadoreños, a pesar de que el llamado Pacto de Chapultepec —por
haberse firmado en México— permitió poner cotas al Ejército, reconocer las violaciones
a los derechos humanos, instaurar un sistema democrático y crear una policía bajo el
control del poder civil. En su lugar, los diputados aprobaron declarar el 16 de enero como
Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado”, lógicamente cualquiera pensaría
que sería una forma grandilocuente de dar dignidad y reconocimiento a las víctimas, sin
embargo, a la fecha ha habido una negativa de abrir los archivos del mozote, y demás
masacres en el país, no se han investigado y siguen impunes por parte del aparato de
Estado todas, estos crímenes de lesa humanidad, se les olvido a su vez a los ilustres
legisladores, tomar en cuenta, a las víctimas reales del conflicto ya que ni siquiera fueron
tomadas en cuenta para efectos de la aprobación del decreto, para ser que se tiene un
grupo legislativo que solo ejecuta acciones de índole a petición del ciudadano presidente
de El Salvador, pero no ven más allá de las necesidades reales de las madres y familiares,
que aun siguen buscando a sus hijos desaparecidos, a la verdad, justicia restaurativa, la
reparación y no repetición de los hechos que originaron el conflicto; seria bueno que
consultaran a los pobladores de diversos cantones y caseríos a que vivieron el conflicto a
ver que es lo que ellos expresarían, sin embargo la dinámica de esta actual administración
ha sido la forma mediatizada de querer solucionar problemas estructurales de país, desde
la lógica de las redes sociales, a través de un grupo de asesores venezolanos, que generan
más dudas que credibilidad, vamos a tres años y si revisamos las promesas de campaña a
la fecha, no ha habido muchos avances y difícilmente, con las condiciones financieras
actuales del país. Los habrá, sobre todo cuando ya la tarjeta de crédito esta topada, por
que hay un sobre endeudamiento, en relación al PIB. Del casi 90% (swissinfo.ch, 2021),
esto es porque los cetes y letes no han dado el rendimiento esperado y la negociación de
financiamiento por parte del FMI ha quedado en el limbo, aun no han logrado un acuerdo
sobre el mismo.
En todo este contexto el país tiene un potencial para impulsar su crecimiento económico,
Su ubicación estratégica del país, con acceso a muchos mercados, una fuerza laboral en
crecimiento más fuerte e inclusivo. Los objetivos de Desarrollo podrían lograrse con un
compromiso a largo plazo con reformas estructurales, la creación de empleos de calidad
con salarios dignos que equivalgan a la canasta básica, y la inversión en capital humano
(Invertir en su gente, sobre todo en el área educativa y de desarrollo profesional). Pero
sobre todo ser su población las que decida a través de formas participativas y
democráticas las decisiones reales que esta misma necesita por que la clase política actual ya dejo mucho que desear y no han estado a la altura, de las demandas del noble pueblo
salvadoreño, Esperamos que se entienda de una vez que son los pueblos los dueños y
actores de sus historia y estos son los que gestaran los verdaderos cambios y reformas
estructurales en sus sociedades, y no un funcionario o funcionarios de turno, que tienen
un poder temporal delegado por el mismo estado que Es la Población misma. La Historia
y tiempo darán la razón a quien la tienen, con fe y esperanza seguimos adelante.