diciembre 8, 2022

El Emporio Digital

Creando Criterio

A QUIEN AMAR. ( editorial )

A QUIEN AMAR. ( editorial )

( imagen tomada de internet-freepix)

Por/Marco Portillo ( colaborador de El Emporio Digital )
14 de Agosto de agosto del 2020

Los partidos políticos nunca representarán los intereses del pueblo eso es categóricamente cierto… Todos por igual!

A esta coyuntura política actual, le hace falta un verdadero y autentico movimiento social, bien organizado, bien estructurado, con su propio funcionamiento y con líneas definidas de luchas, por ejemplo, el derecho al agua, una salud y educación gratuita, las pensiones para los retirados adultos mayores etc. Pero nunca un movimiento esta para lanzar candidatos públicos, este solamente puede apoyar y no se le puede imponer ningún compromiso, mucho menos manipularlo.

Se habla de un movimiento social con ideales, sueños, cultura política que derroten los viejos paradigmas, maneras, clichés y patrones establecidos, impuestos por los partidos políticos para encajonar al pueblo y utilizarlo cada tres y cinco años cuando necesitan su voto y luego olvidado.

El pueblo está sintiendo esa ausencia y su creación es un reclamo urgente; un movimiento con su propia naturaleza, carácter de lucha, con simientes inclaudicables, resuelto a tomar en sus manos su propio destino y dispuesto a poner fin a ser usado para fines mezquinos, electorales, temporales o inmediatista…

Es la percepción natural organizativa del pueblo por la oración a la bandera, por sus intereses, a parafrasear el poema de una patria exacta, y no por
Movimientos espumas, cascarones sin yemas , partidarios o independiente u otras locuras anárquicas y sin sentido popular, social.
Nuevas Ideas solamente fue una marca registrada, para sentar en la silla presidencial a su líder; también para encender y mantener la llama del descontento en contra de la corrupción para fines electorales, lo comprueba la no presencia de la mencionada CICIES.

Nunca ha buscado tocar el eje medular que debería haber sido darle al pueblo manejar y dirigir su propio movimiento o partido…

Proyectarlo como el instrumento de lucha real y con objetivos claros, ideales y principios políticos definidos, capaz de erradicar el sistema neo-liberal.

A todo el pueblo se le ha querido hacer creer la falacia, de que organizarse y luchar por sus propios intereses, es volver al pasado, que esto es algo más de lo mismo, entre otros epítetos y clichés; esto solamente prolonga el adormecimiento de su conciencia social.

No se debe seguir conservando los trillados patrones culturales y políticos actuales, porque solamente favorecen a la oligarquía, a los poderes fácticos, a la clase política existente que profesan los partidos políticos; todas las “fuerzas políticas” y dejar de empoderar a grupos empresarial y sectores económicos que luchan por la hegemonía del poder.

Ahora cuando le damos un vistazo a todo esto, nos cuestionamos si hay que
creer de que son los partidos políticos quienes solucionarán los problemas, si eso fuese cierto es como creer que la lejía, el Ajax, el windex o el Jabón de cuche, limpiaran los pecados y el alma a todos los corruptos despiadados, genocidas y oportunistas y a todos los políticos que solo quieren hacer de la política un MODUS VIVENDUS!

A la falta de un análisis científico, concienzudo, todos están dando paso a subjetividades, caprichos políticos, a intereses propios y terminan en lo mismo de siempre actuar premeditada o no en una mentalidad usurera de los de los sectores más humildes y desesperados económicamente.
La discordia por el poder es cosa seria todos en un laberinto encerrados en sus propios intereses mezquinos y del que menos se acuerdan es del pueblo y de su sufrimiento.
El pueblo por su poca cultura política y su condición socio económica no entiende absolutamente nada que es lo que está sucediendo; difícil para estos sectores sensiblemente vulnerables en las comunas y zonas rurales entender, porque el único lenguaje que entienden es su propia hambre y la de su familias y como pedirles que interpreten los fenómenos científicamente sacar partido de eso es una vil traición y manipulación !

Así no es LO NOSTRO, la del pueblo humilde, trabajador; esto que está ocurriendo no es el poder popular del pueblo, esto es más de lo mismo , del mismo patrón cultural vergonzoso que queremos eliminar, del mismo manantial sucio.

Att. Su seguro servidor M. P