octubre 24, 2021

El Salvador: ¿Cual es su rumbo?

Primera parte.

No obstante sea un país territorialmente pequeño, aparentemente sin recursos naturales; vemos que la llegada al poder político de un grupo de empresarios representados por la familia Bukele en casa presidencial, abre nuevas líneas de estudio, evitando los prejuicios y tabúes políticos.

Este período esta demostrando tener luz y sombra, es posible que la familia presidencial quieran pasar a la historia con la puesta en práctica de su visión de país, con el método que ellos consideran el más adecuado para gobernar por varias décadas si es necesario, están sentando las bases para cumplir ese objetivo.

La actual familia presidencial goza de dos grandes ventajas, por un lado, el apoyo masivo de la población salvadoreña dentro y fuera del país, la segunda ventaja es la falta de una oposición política, social y cultural; esos dos aspectos facilita el camino para que el nuevo ejército de funcionarios trabajen en sintonía con la visión política que posee el líder máximo, sus hermanos y amigos cercanos.

Este gobierno familiar sabe que es su momento histórico para aprobar una constitución política a su medida y que responda a sus intereses, dejando a interpretación algunos temas que están siendo cruciales, como el aborto, un tema que con una población cristiana conservadora no puede profundizar a pesar de ser en teoría una República laica; la familia presidencial saben muy bien y han jugado muy bien la carta del cristianismo, y el aumento de las iglesias cristianas no católicas, son un banco de votos y un apoyo inspirado en la espranza profética.

Por otro lado, el tema del Plan Control Territorial, en el aspecto más relevante en esta fase actual, es la proyección de duplicar la cantidad de efectivos militares, con el mantran que por cada pandillero exista un militar; este tema tiene varios puntos de vista, en primer lugar; ya que tocamos el tema del ejército salvadoreño, sería de poner sobre la mesa la profundización en su modernización, no solo inyectando cápsulas del respeto a los derechos humanos, tambén, elevar y garantizar la transparencia en la institución, ascenso honestos, limpiar la mesa de las manzanas podridas, culturizar la línea de comando y la tropa, abrir oportunidades para que durante y despues de plazo cumplido prestando su servicio militar, el joven pueda regresar a la vida civil como un ciudadano útil, teniendo acceso a estudios superiores por medio de becas dentro y fuera del país, abrir oportunidades de créditos blandos para los que deseen emprender un actividad comercial, garantizando su inserción a empleos con sueldos dignos en empresas privadas o estatales, cuidar la salud mental de todas y todos los efectivos militares, porque la guerra social que se está librando daña la psicología de policías y militares, el choque frontal contra las pandillas es una herida que se abre cada vez más, es el constante enfrentamiento entre dos fuerzas armadas y dos Estados, porque las pandillas siguen teniendo control de grandes áreas del país y están mutando constantemente para adaptarse a la nueva realidad política, lavando dinero dentro y fuera del país, siguen las desapariciones y homicidios sistemáticos, siguen las extorsiones y chantajes, etc. todo eso no se resuelve con más soldados en las colonias y barrios pobres, cuyo mantenimiento de la tropa en las calles implica un gasto permanente para el gobierno.

Por otro lado, otra forma de ver este tema de guerra social, es la autoorganización de la población para enfrentar las pandillas y ganarles en todos los terrenos, militar, social, cultural y económico; sin el involucramiento de la población en la áreas de guerra o zonas bajo control de las pandillas, sin la participación de la gente que valientemente se pare frente a las pandillas, sin esa ayuda social, no habrá Plan Territorial que triunfe, por más dinero que inyecten en la movilización y mantenimiento de la PNC y ejército.

Los círculos de autodefensa ciudadana tienen que ver con ir ganando metro a metro el terreno con el apoyo de todas las instituciones del Estado, un gobierno por si solo no puede ganar esta guerra que es social, cuyos enemigos están entre la gente, la pandillas conviven con la población víctimas de este enfrentamiento, de tal manera, que la vecindad sabe quienes cobran las extorsiones, saben quienes son la ala militar de las pandillas, sus dirigentes y sus métodos; quien más que la gente misma para que se hagan cargo de sus seguridad permanente, con el soporte inmediato del Estado.

Por ejemplo, ante el cobro de las extorsiones en las tiendas de una colonia, los círculos de autodefensas tendrían que hacer rondas y evitar concretamente el pago de las extorsiones, los pandilleros pueden ser bastantes y armados, asesinos probados, niños pandilleros que ya saborearon la sangre de sus víctimas, pero la gente sana es más grande y con toda la fuerza de la razón y dueños verdaderos de sus casas y territorio; el ejército puede permanecer un mes en una colonia en guerra, la PNC pueden hacer constantes patrullajes, pero los habitantes de esas zonas viven ahí, al final del cuento, son esas poblaciones las que tienen que enfrentarse a ese crimen organizado, y lo tendrían que hacer con sus propias fuerzas sin esperar que el gobierno, que solo ve el tema de manera global, pueda limpiar definitivamente una determinada zona bajo control de las pandillas.

En la cultura, los círculos de autodefensa tendrían que ganar la guerra más importante contra las pantillas, la guerra cultural; desafortunadamente en las áreas pobres del país, la niñez aspira a ser pandillera, las jóvenes aspiran a ser novias de los pandilleros, las armas y el dinero son la simpatía de la niñez, las pandillas le están robando el futuro a El Salvador reclutando algunas veces a la fuerza a niños y niñas, pero en otras ocasiones, las niñas y niños entran voluntariamente al mundo del crimen, por un lado, porque nacen y crecen en esa guerra y sus maestros verdaderos son los pandilleros, por otro lado, el Estado y todos los gobiernos han perdido la guerra social y cultural, en las zonas pobres no hay expectativas de salir de la miseria, y las escuelas se limitan a seguir un programa educativo que no educa, ni forma, ni instruye a la niñez hacia un rumbo de progreso social, intelectual, científico y artístico.

Hoy pasemos a otro tema, la economía del país, la idea no es extenderme, porque el hecho que el lector haya llegado hasta esta parte del artículo es una ganancia en el hábito de la lectura; desde el momento que se dolarizó el país, se perdió la soberanía monetaria, se camina negociando y negociando deudas, de una crisis a otra, coyol quebrado-coyol comido, la evasión y elusión fiscal aumenta, se nos ha dicho que en el país el comercio o economía «informal» es la mayoritaria, etc.

Sin embargo, los grandes negocios siguen ganando, las millonarias ganancias siguen llegando a los empresarios grandes, vemos a lo que clásicamente se llama «oligarquía» con relativa tranquilidad con el gobierno, sus utilidades no han bajado, al contrario, todo el conjunto de reformas que ya inició a impulsar la familia presidencial, va beneficiar principalmente a esa oligarquía y a la burguesía empresarial y comercial que lidera la familia en el poder político; considero que las reformas tienen dos caras, por un lado, centralizar recursos en manos del Estado y administrado por amigos y familiares del líder al frente del gobierno, por otro lado, maquillar el capitalismo y refinar el neoliberalismo; que son reformas que las mismas derechas no comprenden que les favorece, y que ningún partido tuvo el coraje de dar esos saltos, eso implicar, hacer negocios donde todos ganen y dar migajas a los de abajo para mantener el equilibrio entre, estar bien con la oligarquía y seguir siendo apoyado por las masas; pero el viejo refrán se irá poniendo de moda: «el que le sirve a dos señores, a uno le sirve y al otro lo engaña».

Sobre el bitcoin, un tema con varias aristas, brevemente; por un lado la certeza que las criptomonedas serán una base sólida del futuro cercano, por otro lado, los que se inspiran en la parte filosófica consideran que es la sustitución del dolar y otras monedas, una moneda digital que no necesita bancos, ni intermediarios, sin fronteras, los gobiernos y Estados no la pueden regular, ni controlar, osea, una moneda libertaria dirían algunos. Otros puntos de vista enfocan que la gente puede convertirse en empresarias, ganar y ganar, ser ricos; otro punto de vista es que en vista del alto grado de analfabetismo informático en El Salvador, mucha gente se va mover a instinto o lo que le digan los familiares, vecinos o el gobierno; mucha gente no tiene tiempo para ir a investigar la profundidad de las cosas porque están en la sobrevivencia. Lo cierto es que esa moneda ha llegado para quedarse y tendremos que aprender a movernos en ese mar, hay que ver esto sin fanatismo, porque al final, miles de personas se juegan la vida con lo que ganan a diario, y saldrá gente que sí harán negocios con esta moneda, tenemos que tener precaución e ir conociendo ese mundo que es inevitable; lo ideas sería crear nuestra propia criptomoneda, de esa forma recuperaríamos la soberanía monetaria y si bien es cierto que hoy como hoy ya todo es global, pero, por lo menos, una moneda digital propia nos permitiría tener más capacidad de maniobra dentro y fuera del país.

¿El rumbo de El Salvador? más capitalismo con rostro gentil, la fina profundización del neoliberalismo y centralismo de autónomas y otras instituciones para evitar que la oligarquía sigan succionando del Estado, en cambio, la familia gobernante podrán ir negociando pasa a paso las concesiones y licitaciones, con una burguesía que irá creciendo y repartiendo las tajadas del pastel según las disposiciones de casa presidencial; aumentando la infraestructura; y con las pandillas, que saben jugar las piezas según el grupo gobernante, hay dos caminos, la aceptación en sentarse a dialogar con transparencia con las pandillas o guerra total contra estas estructuras criminales; ya el tema de negociaciones secretas con las pandillas tendría que superarse, el gobierno se sienta a dialogar con ellos o les declara guerra sincera; la niñez se puede rescatar, pero los adultos que están en las pandillas no lograrían entrar en la vida civil y de arduo trabajo para vivir o sobrevivir, la mayoría de los pandilleros ya le tomaron gusto en vivir de las extorsiones y renunciarían eso si el gobierno les brinda las condiciones materiales para sostener su tenor de vida, contradictoriamente, si el gobierno les brinda ayuda económica y material, miles de jóvenes que trabajan honestamente o estudian a pesar de sus pobrezas, pensarían que para salir de sus miserias tendrían que ser pandilleros, es una espada de doble filo.

En otro punto de vista, existe un vacío profundo en el país, en la medida que madure el proyecto de país de la familia que gobierna, saldrán a flote las contradicciones naturales, no es un escándalo que por muy bonito que se presente el capitalismos, sigue siendo un sistema excluyente, por muy digitalizado que esté un Estado y a pesar que cada ciudadano posea tres teléfonos celulares, por más calles bonitas, centros comerciales, estructuras estatales, por más bitcoin social y economía circular; el capitalismo sigue siendo la fábrica más grande que genera desigualdades sociales, económica, políticas y culturales.

Poco a poco surgirán nuevas formas de resistencias, que no tendrán nada que ver ni con el lenguaje, ni pensamiento ni métodos de la agonizantes oposiciones cavernícolas de hoy; las nuevas resistencias hablarán el lenguaje actual, a la altura de la pelea digital y con la altura cultural adecuada para plantear dar un paso histórico más grande, es decir, crear patria para todas y todos, economía real para todas las capas sociales, y nuestras salvaciones: Agricultura, ciencia, tecnología y cultura transformadora.

Jandres JS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *