octubre 24, 2021

Trabajadoras Sociales marchan en las calles para reivindicar y conmemorar el Día Nacional e Internacional de la Mujer en El Salvador

Trabajadoras Sociales marchan en las calles para reivindicar y conmemorar el Día Nacional e Internacional de la Mujer en El Salvador.

El pasado domingo 07 de marzo, Trabajadoras Sociales organizadas se sumaron a la gran marcha de conmemoración del Día Nacional e Internacional de la Mujer #8M, convocado por organizaciones feministas, uniéndose mujeres de diferentes sectores y edades para exigir y demandar garantías constitucionales referente a los Derechos Humanos de las mujeres, las cuales a la fecha siguen siendo deudas que no han logrado avanzar para el ejercicio pleno.

En el Salvador en el año 2020 se registraron 2,580 casos de de violencia hacia las mujeres entre los que figuran violaciones y otras agresiones sexuales, entre estos 474 en adolescentes de 13 a 17 años y 476 agresiones sexuales en niñas de 0 a 12 años.  Estas violaciones tuvieron un alza durante la cuarentena debido a la pandemia por COVID-19, ya que se registraron entre los meses de abril y agosto 56 feminicidios de los 130 registrados en el año, según datos del observatorio de violencia contra las mujeres de ORMUSA[1].

En la marcha hubo participación por parte de diversos colectivos entre mujeres trabajadoras, trans, eco feministas, defensoras del derecho al agua, en favor de la vida de las mujeres, periodistas, mujeres adultas mayores, adolescentes y niñas, quienes durante el trayecto vociferaron consignas para demandar al Estado la importancia de atender la sobrecarga de las mujeres en los cuidados, el poco o nulo reconocimiento económico del trabajo reproductivo de las mujeres, la falta de atención a una vida digna y libre de violencia y la ausencia de un ente que garantice la integridad de las mujeres en todo su ciclo de vida, las cuales se han expuesto con mayor profundidad en no conocer protocolos o líneas de acción durante y post a la pandemia.

Al concluir el trayecto de la marcha en donde los colectivos se unieron para seguir realizando demandas por medio de diferentes expresiones para visibilizar al Estado salvadoreño estos vacíos, las manifestantes recibieron de los cuerpos de seguridad PNC y Militares Armados, acciones de represión que fueron aumentando la tensión a fin de disipar la concentración. Se cuenta con registros fotográficos de policías acosando y reprimiendo a las mujeres que realizaban manifestación de pinta y pega durante la marcha. 

Al finalizar la concentración todas las mujeres coreaban con mayor fuerza consignas como “La policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, “Los policías acosan a las feministas”, la actividad tuvo que concluir, ya que las mujeres expresaron que no podían exponerse a que agentes de seguridad pudieran cometer otro tipo de agresiones contra ellas, tomando en cuenta que habían solicitado refuerzos de la UMO[2].


[1] Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz

[2] Unidad de Mantenimiento del Orden, división de la Policía Nacional Civil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *